Compartir
Pixabay

Una mujer de Mackay (Idaho, Estados Unidos) intentó detener una pelea entre dos perros para descubrir horrorizada que uno de los involucrados era un puma salvaje.

Según informó el Departamento de Caza y Pesca del Estado, el incidente ocurrió el pasado 30 de enero cuando la mujer acudió a a poner fin a lo que ella creía era una pelea entre su perro y otra mascota del barrio.

Sin embrago, cuando agarró a su can, se quedó paralizada al descubrir que su contrincante era un animal mucho más peligroso y feroz: un puma salvaje que había bajado de la montaña.

“La mujer detuvo a su perro y llamó a su esposo, que estaba dentro de la casa, para que cogiera su arma. El marido disparó al aire y el puma regresó a la montaña corriendo”, relató el citado organismo.

Tanto la heroína despistada como su perro sufrieron algunos rasguños pero se encuentran fuera de peligro.