Compartir

Jermimah Moylan es una mujer australiana que recientemente ha iniciado una campaña en internet para conseguir fondos que le ayuden a quedarse embarazada de su pareja, recientemente fallecida tras suicidarse.

Su objetivo es conseguir el dinero necesario para someterse a un tratamiento de fecundación con el semen de su marido, que se mantiene congelado tras serle extraído minutos después de que falleciera.

Según ha relatado al ‘Daily Mail‘, su marido había dicho que quería tener una familia desde que se conocieron cuando tenían 17 años. Sin embargo, tras la decisión de su marido de quitarse la vida, Jermimah no quiere que ese deseo de ser madre no se pueda cumplir.

Para ello la misma noche en la que Sebastian se suicidó, el pasado 14 de agosto, ella logró que legalmente le extrajeran una muestra de semen.

Ahora ha iniciado una campaña en Gofundme para conseguir fondos que le ayuden a costear el tratamiento, así como
pagar el funeral, los abogados, los costes judiciales, etc.