Compartir

Un terremoto provocó en 2013 la aparición de ‘Zalzala Koh’, un islote cerca del puerto de Gwadar, al suroeste de Pakistán.

Lo que en un principio se creyó que era un pequeño latifundio, era en realidad un volcán de barro que se elevó unos 20 metros sobre el nivel del mar, según ha informado la NASA en un comunicado.

Desde su aparición, los científicos predijeron que no duraría mucho. Tras seis años en mitad del Mar Arábigo, y debido a la erosión causada por el oleaje, ‘Zalzala Koh’ ha desaparecido.

El pasado mes de junio, el satélite Landsat captó los últimos restos del volcán.

NASA