Compartir

Una estación de servicio en Rusia ha puesto en marcha una curiosa iniciativa: ofrecer descuentos a todo aquel que ponga gasolina ataviado con ropa de baño femenina, mas concretamente con un bikini.

La gasolinera Olvi, en Samara (Rusia), ha conseguido una publicidad impagable después de que las redes sociales se llenaran de imágenes de hombres en bikini repostando en sus instalaciones a cambio de combustible gratis.

El hashtag #BikiniDress llegó a ser trending topic en el país de Putin.