Compartir
Policía Municipal

Hay animales que se meten en los sitios más insospechados. Bien lo sabe una mujer que conducía por Alcorcón (Madrid) cuando vio algo extraño en el parabrisas. Pensando que era una rama sacó la mano por la ventanilla e intentó retirarlo.

Sin embargo, la serpiente consiguió entrar en el interior del vehículo y bajar hasta los pedales.

Cuando la mujer se dio cuenta de que era un reptil, salió alterada del coche. Los agentes avisaron al Centro Integral de Protección Animal de Alcorcón (CIPA), que llevaron el coche al depósito para poder capturar allí a la serpiente.