Compartir
Dave Jacobs

Dave Jacobs, un turista de Georgia que alquiló una casa en Florida, Estados Unidos, para alojarse mientras acudía a una boda, fotografió una genial y a la vez espeluznante imagen en la piscina de su nueva residencia que se ha viralizado.

Sobre la superficie del agua, encima de una colchoneta con forma de caimán, encontró un ejemplar vivo de cocodrilo.

Jacobs, en declaraciones a ‘Miami New Times‘, aseguró que vieron al animal por primera vez fuera de la casa el sábado, y posteriormente, se lo encontraron en la piscina sobre el colchón.

“Creo que aquí es algo habitual, pero ami me parece muy raro’, dijo Jacobs.

Su mujer se puso en contacto con el dueño de casa, que a su vez avisó a los responsables de la protectora de animales de la zona que procedieron a la extracción del reptil.