Compartir
Facebook

Jaroslav Bobrowsk, un triatleta de nacionalidad alemana, ha sido expulsado de por vida del Running Sushi, un restaurante asiático que sirve un bufet libre a base de pescado crudo en el país germano. Al parecer, Bobrowsk comió más de la cuenta, nada más y nada menos que 100 platos de sushi, según informó ‘The Local’.

El deportista pagó una cantidad de 15,90 euros por comer todo lo que quisiera y según el dueño del restaurante, Bobrowsk se aprovechó de la oferta. “Comió por cinco personas. ¡Esto no es normal!”, protestaba .

El triatleta llegó a comer 100 platos con diferentes clases de sushi. “Cuando fui a pagar, el camarero no me quiso aceptar la propina”, alegó Bobrowsk antes de abandonar el restaurante al que no podrá volver a entrar.