Compartir
Andrey Zhelvetro

Andrey Zhelvetro, un terapeuta ruso, tiene un curioso método de ayuda para que sus pacientes “se sientan vivos”.

Zhelvetro lleva a sus clientes al bosque, pero no para dar un paseo y que éstos estén en contacto con la naturaleza, sino para enterrarlos vivos durante un par de horas como parte de un innovador tratamiento psicológico.

Su particular método se hizo público después de que un aldeano encontrara 12 ataúdes vacíos en una zona boscosa de la región de Kiev, en el norte de Ucrania, y diera aviso a las autoridades.

Las investigaciones  condujeron a la policía hasta Zhelvetro, quien admitió que los ataúdes eran suyos y que los utilizaba como parte de un tratamiento psicológico. Según el profesional, llevó a 12 de sus pacientes al bosque y los enterró vivos durante dos horas.

“Creé este tratamiento hace unos años. Fui la primera persona que lo sufrió. Este entrenamiento te ayuda a sentirte vivo”. dijo el terapeuta, tal y como recoge ‘Mirror’

“Cuando salí del ataúd, me sentí como si me hubiera convertido en una persona nueva. Eso fue extraño”, comentó uno de los pacientes que se prestaron a este curioso tratamiento.

Tal y como han comunicado las autoridades, no se ha cometido delito alguno. “Los participantes de la capacitación fueron enterrados voluntariamente. Nadie resultó herido durante el procedimiento”, expresó un portavoz de la Policía de Kiev.