Compartir

“¿Cómo quiere la carne, poco hecha, al punto o muy hecha?” Esta pregunta, tan habitual en los restaurantes a la hora de pedir un plato de carne no está libre de cargas en un local de Logroño que lo categoriza como un “suplemento” por el que hay que pagar.

Según informara el diario ‘La Rioja‘, fue un cliente del restaurante ‘Entrepuentes’ quien se llevó la sorpresa al recibir la cuenta de su pedido a domicilio. En ella se veía reflejado que su petición de que “pasaran más” su pollo tex-mex quedaba recogida como un ‘extra’ por el que tenía que pagar 30 céntimos (con el correspondiente 10% del IVA incluido).

Tras la sorpresa de “flipar” que se llevaron los comensales, dos amigos que habían quedado para cenar llamaron al restaurante “para vacilarles diciendo que si cobran más barato por la carne cruda o cómo me llegaría un pedido en el que sólo solicitásemos un tiempo en el fuego de 10 céntimos”, pero era tarde y no les cogieron el teléfono.

Al día siguiente, cuando se presentaron en el local les dijeron que “fue por un fallo del ordenador y nos devolvieron los 30 céntimos sin problema”. Al parecer, según les contaron “está pendiente de ser retirado porque sale por defecto al ser apuntado cuando se toma nota”.

Pero lo de situar la petición de ‘muy hecho’ como suplemento no es algo exclusivo del restaurante de Logroño. Según ‘La Voz de Galicia’ también se cobra en un chiringuito de playa de Formentera y otros lugares.

Una medida que está siendo muy criticada por los chefs gallegos. Adrián Felípez, del restaurante Miga (A Coruña) se muestra contrario a cobrar este plus por el punto de la carne porque son “gajes del oficio”.