Compartir

Una procesadora de carne se ha visto obligada a disculparse con una familia después de que el sistema de drenaje de la empresa, compartido con la casa particular, cubriera de sangre animal el sótano de la casa.

Custom Meat Locker, un empresa cárnica de Iowa (Estados Unidos), ubicada junto a la casa de la familia Lestina, tuvo un problema en su sistema de drenaje que hizo que la sangre de los animales, huesos, trozos de carne y otras vísceras, se filtran al domicilio particular.

La familia aseguró que nunca habían tenido ningún problema con la empresa. Kaitlin Dahl, copropietaria del matadero, dijo que la procesadora ha estado siguiendo los protocolos establecidos por el anterior dueño, quien sus instalaciones durante más de 10 años.

“No cambiamos nada del dueño anterior”, dijo Dahl a ‘The Des Moines Register’. “Todo se firmó y cumplió con las regulaciones, por lo que no pensamos que hubiera ningún problema”, continuó.

“Asumimos la responsabilidad. No fue nuestra culpa, no fue intencionado y no esperábamos que esto sucediera. Sentimos el daño causado”, dijo la responsable en declaraciones a una televisión local.

La empresa se hará cargo de la limpieza del hogar y anunció que ha conseguido subsanar la ‘hemorragia’ al arreglar la tubería que comparte con la casa.

“Estamos discutiendo con nuestra compañía de seguros para intentar que la cubran, de lo contrario, ayudaremos financieramente a los Lestinas”, aseguraron desde Custom Meat Locker.

El Departamento de Recursos Naturales de Iowa está investigando el incidente y trabaja para prevenir futuros percances.