Compartir

La sala cuarta de la Audiencia de Pontevedra ha condenado a cinco meses de prisión a un hombre por incluir a su exmujer en un grupo de WhatsApp, y enviarla diferentes mensajes por Facebook, a pesar de tener una orden de alejamiento.

En 2018, el hombre ya fue condenado por el juzgado de lo Penal número 1 de Vigo por quebrantar esta medida cautelar de alejamiento de su expareja, con la que tiene una hija en común.

Según la sentencia, pese a la prohibición, el hombre indicó 14 veces en Facebook que le gustaba un álbum de fotos de su expareja. Después, creó un grupo de WhatsApp, en el que incluyó a su exmujer y le envió los siguientes mensaje: “te quiero y a la princesa también”, “lo siento, solo quiero que se acabe esta pesadilla, por favor, solo os pido perdón, lo siento mucho, pido perdón”, tal y como recoge ‘La Voz de Galicia‘.

Posteriormente, utilizando otro perfil de usuario invitó a su exmujer al chat Messenger de Facebook y le envió más mensajes, la mayoría durante la medianoche.