Compartir
Montaje Qué!
Un hombre de 47 años de nacionalidad israelí ha sido acusado de robar 30.000 shekels (casi 7.500 euros) en dos bancos diferentes del país a punta de un aguacate.
En primer lugar el hombre entró en una sucursal del Postal Bank en un centro comercial de Beersheba (Israel) y entregó al cajero una nota escrita en hebreo en la que se podía leer “entregue el dinero del cajón”.
Según explicó el cajero posteriormente, la frase contenía faltas de ortografía. Tras una breve discusión, el ladrón le pidió que se apresurara a darle el dinero porque, de lo contrario, lanzaría una granada de mano en el interior de la sucursal.”Pon el dinero rápidamente en la bolsa o hago volar el banco”, dijo el atracador, tal y como relató el cajero.

Policía Israelí

El ladrón logró escapar con 16.000 shekels.

Una semana después, el mismo hombre apareció en otro banco y exigió el dinero de la misma manera que lo había hecho antes. Logró escapar con 12.000 shekels.

Tras lograr identificar al sospechoso, la policía procedió a su arresto. El hombre contaba con un largo historial criminal, incluso ya había estado en prisión anteriormente.

Durante la investigación, los agentes llegaron a la conclusión que la granada de mano con la que amenazó a los cajeros era en realidad un aguacate pintado de negro.