Compartir
Twitter / ABC Perth

David Bottomley, un australiano de 94 años, se ha convertido en el ciudadano más longevo en obtener un doctorado universitario en el país, informaron varios medios locales.

“La primera sensación que tuve fue de alivio y de adormecimiento total. Pienso que es un sentimiento que embarga a la mayoría de los estudiantes que logran un postgrado después de terminar un gran examen o una tarea”, tal y como afirmó el recién doctorado en páginas de ‘ABC Perth’.

Bottomley ha logrado el doctorado en filosofía en la Universidad de Curtin (Australia Occidental) el pasado martes. Para ello, nuestro protagonista elaboró una tesis sobre los métodos didácticos de cinco educadores progresistas de las antípodas del siglo XIX.

Una vez lograda la proeza, este estudiante tiene planeado continuar con sus estudios y cuidar de su mujer Anne, de 68 años de edad.

“El increíble logro del doctor Bottomley muestra que la edad no es una barrera para seguir estudiando y su graduación inspirará a muchos”, comentó por su parte la rectora de la Universidad Curtin, Deborah Terry.