Compartir
Infobae

“No estoy dispuesto a asumir una doble vida”. Tales palabras se pudieron escuchar durante una homilía que el sacerdote de origen argentino, Nelson Cuello, oficiaba el pasado domingo en el departamento de Valle Fértil, en la provincia de San Juan (Argentina).

Cuello está enamorado y colgará los hábitos por esta razón. “Anoche celebré la misa acompañado del padre Rodrigo y del padre José que me acompañaron en este proceso. Fue largo y complicado con muchas cosas a tener en cuenta. Después de dialogar durante varios meses con el obispo, ya estaba hablado con él, de que fuera hasta el 15 de septiembre”, comentó el ahora expárroco en ‘Radio del Valle’.

“Es una decisión que tenía que tomar para poder descubrir y buscar la felicidad también. Eso quise transmitir a la comunidad cuando terminamos la misa porque yo siempre prediqué en honor a la verdad y a la honestidad y en virtud de eso ser sincero con la comunidad y con quienes me acompañaron en este tiempo”, agregó.

Tras su decisión, Cuello asegura sentirse “muy bien” y “feliz”, aunque entiende que ésta pueda resultar “confusa” para sus feligreses. “Pienso que hay que ocuparse mucho de proyectarse en la vida y buscar la felicidad. No ocuparse de la vida del otro, que eso nos quita el tiempo. Si nos ocupamos de la vida del otro es para ayudarlo en su caminar y en su paso”, dijo.