Compartir

La Vuelta ciclista a España encara la recta final antes de que el próximo fin de semana termine en Madrid.

Lo vivido este lunes en la etapa diaria ha sido algo que pocos recordaban haber visto: un ciclista perdiendo el sillín y sin posibilidad de sentarse.

El protagonista de la historia ha sido Mikel Bizkarra, que se vio obligado a tener que cambiar de bicicleta cuando apenas quedaban 27 kilómetros para la meta.

En lo estrictamente deportivo, la victoria de la etapa fue para Jakob Fugslang.