Compartir

Un ciudadano británico de 31 años quedó empalado en una sombrilla tras caer desde un cuarto piso el pasado domingo en Ibiza.

El hombre se encontraba, sobre las 10 de la mañana, sentado en  la repisa del balcón de su apartamento en Sant Antoni en compañía de sus amigos, cuando, por razones que están siendo investigadas, cayó al vacío.

La víctima aterrizó sobre una mesa situada en el primer piso del bloque de apartamentos, con la mala suerte de que el poste de la sombrilla de la misma atravesó su pierna por encima de la rodilla.

Solarpix

El hombre fue trasladado de urgencia al Hospital Can Misses de la isla.

La Guardia Civil ha abierto una investigación para averiguar qué sucedió y si el alcohol o las drogas pudieron jugar un papel destacado en el accidente.