Compartir

El alcalde de Montereau, una pequeña villa al norte de Francia de 650 habitantes, ha decidido ofrecer Viagra gratis a las parejas del pueblo con la intención de repoblar el lugar ante el temor del cierre de la escuela o una fusión con una aldea vecina.

“Un pueblo sin niños es un pueblo que muere”, dijo Debuzy, que también aclaró que, hasta el momento, ninguna persona se había presentado a su oficina a pedir la famosa pastilla azul que, en Francia, sólo puede conseguirse con receta médica.

La invitación también está abierta para las parejas de otros lugares que se muden a esa villa y tengan la firme intención de contribuir al aumento de censo.