Compartir

Dos trabajadores “aburridos” de una tienda de bicicletas ocasionaron daños por un valor de un 1.600.000 libras, 1.813.191 millones de euros, cuando intentaron quemar un ratón que se paseaba por las instalaciones.

Ashley Finley, de 25 años, y Dysney Sibbons, de 23, empleados de una tienda de Suffolk (Reino Unido), trataron quemar al roedor cuando lo vieron merodeando. Las llamas se descontrolaron y acabaron afectando a un pub y un restaurante aledaños, ocasionando daños por la cantidad mencionada, informa ‘Independent‘.

Según los documentos judiciales, los jóvenes utilizaron combustible para intentar quemar al roedor. “Un acto de pura estupidez”, señaló David Pugh, magistrado del caso.

Los mismos documentos señalan que la pareja “planeaba divertirse para combatir un día aburrido mediante la cremación del ratón”.Doce unidades de bomberos tuvieron que intervenir para sofocar las llamas.

Tras perder su trabajo, ambos se declararon culpables de los cargos y esperan ser sentenciados el próximo mes.