Quantcast

Por qué no deberías usar un termómetro de frente para controlar la fiebre

Con la llegada del coronavirus se ha extendido el uso del termómetro de frente. Las razones son muy simples, por una parte, no necesita tocar el cuerpo de la persona a la que le toca la temperatura, y por otra, la fiebre es uno de los síntomas más evidentes de una persona que está contagiada.

Pero al igual que el uso de mascarillas ha despertado ciertas polémicas, el del uso del termómetro de frente también. Cosas como que en la frente no es un buen lugar, sino que se debe hacer en el cuello o la muñeca y demás quejas. A continuación, te explicamos las razones por las que no debes controlar tu fiebre con este termómetro de frente.

¿Por qué se produce la fiebre?

fiebre termometro frente

A estas alturas ya deberías conocer la razón por la que se produce la fiebre. Siempre es la misma razón, este es un claro síntoma de que algo que no debe ha entrado en nuestro cuerpo para hacer daño, y subir la temperatura de este es la reacción que sufrimos para eliminar bacterias y virus.

Claro que eso también nos hace daño a nosotros, razón por la que debemos acudir al médico para que nos dé la medicación adecuada. Pero con la llegada del coronavirus todos nos sometemos a controles diarios con el termómetro de frente. Una vez está bien, pero si tienes fiebre, controlarla con esta clase de aparato no es lo mejor.

Comentarios de Facebook