Compartir
Pixabay

Un hombre sin hogar fue detenido en la ciudad de Oklahoma City (Estados Unidos) el pasado 12 de agosto cuando la policía encontró entre sus pertenencias un fardo sospechoso con una sustancia blanca, informa ‘The Oklahoman’.

“Dentro de su mochila había una gran cantidad de substancia blanca en polvo que basado en mi experiencia y mi entrenamiento creí que se trataba de cocaína”, dijo uno de los agentes que registraron al mendigo. “Más tarde, el polvo blanco dio resultado positivo en cocaína. Era un paquete que pesaba en total 45.91 gramos”, añadió.

Cody Gregg fue acusado de posesión de estupefacientes con intención de venta y distribución, y fue enviado a la cárcel del condado mientras permanecía en espera de juicio, durante el cual se declaró culpable y sentenciado a 15 años de prisión.

El jueves, sólo dos días después de recibir su sentencia, un nuevo examen de la  sustancia reveló que se trataba de leche en polvo.

Gregg solicitó a la corte que no tenga en cuenta su declaración inicial y el juez de distrito Timothy R. Henderson accedió, además de eliminar los cargos en su contra. Este viernes, el acusado ha sido puesto en libertad condicional.

Según la documentación judicial, de la que se hace eco el ‘The Washington Post’, Gregg había sido arrestado por cargos relacionados con narcóticos al menos tres veces desde 2014. Según este medio, no es la primera vez que un resultado de laboratorio equivocado termina con un inocente entre rejas.

En 2016, una investigación del diario ‘The New York Times’ reveló que existen miles de personas en la cárcel por pruebas que tienen un amplio margen de error.