Quantcast

Este es el secreto de las botellas de kétchup Heinz que no conoces

Si hay una marca que es característica del kétchup, esa es Heinz. Su famosa salsa secreta de tomate ha venido aderezando desde siempre las hamburguesas de las principales cadenas de comida rápida. De hecho, es uno de los ingredientes que no puede faltar en este plato. Pero, aunque parezca que se sabía todo de Heinz, seguramente no te hayas dado cuenta de que su botella trae un mensaje oculto. Un secreto que hará que aproveches mejor sus cualidades.

Heinz fue fundada en 1869 en la ciudad estadounidense de Pittsburgh. Pero fue en 1876 cuando comenzó a fabricar el rico kétchup que ha llegado hasta hoy. De hecho, el nombre actual, Heinz, no lo adoptó hasta 1888. 2 años después la marca de salsas innovó el mercado con el lanzamiento de su famosa botella. Fue en la década de los 40 del siglo pasado cuando, ya por fin, Heinz lanzó la receta actual de su salsa.

Si pensamos en Heinz, rápidamente acudirá a nuestra mente su salsa de Kétchup. Y si nos enseñan una botella de Heinz sin etiquetas, sabremos identificarla sin ningún problema. Pero en la botella hay un código oculto, un secreto que, seguro que se te ha pasado por alto, a pesar de que la has tenido en la mano millones de veces. Si te paras a mirar la botella por un instante, en uno de los laterales verás tallado un número: El 57.

El secreto está en el número 57

Este es el secreto de las botellas de kétchup Heinz que no conoces

Este número, en principio, hace referencia a las variedades de salsas Heinz que se fabricaban, aunque realmente eran más. También es el número de la suerte de la marca. Se encuentra en todas las botellas de Kétchup Heinz que puedas tener a tu alcance. Desde las de vidrio, cada vez más difíciles de encontrar, hasta las de plástico. También hacen referencia a que el kétchup es la salsa número 57.

Hasta 1983, las botellas de Heinz eran todas de vidrio. No se podían exprimir. Inevitablemente, en la mayoría de las ocasiones, se quedaba salsa dentro de la botella que no había forma de sacar. Ya fuera dándole golpes o agitando, la parte del fondo se quedaba allí. Como decíamos, en el año 83, Heinz lanzó una botella de plástico, como las actuales, que se podía apretar.

Con esto conseguía que tú pudieras aprovechar mejor la salsa hasta que prácticamente no quedara más. Pero aún así, siempre quedaba algo dentro del bote. Es aquí donde entra el famoso número 57. El número se encuentra tanto en las botellas de cristal como en las de plástico. Eso sí, no en la misma posición.

Cómo usar el 57 del Kétchup Heinz

Al intentar sacar todo el contenido de la botella, lo estás haciendo mal. No hace falta agitar hacia abajo, ni tampoco meter una cucharilla. Ni siquiera poner la botella al revés para que caiga todo de golpe. El secreto está en el relieve del numerito 57.

Para sacar el máximo partido a la botella de cristal, no hay que volcarla y golpear en la parte trasera. Basta con girarla a unos 30 grados con respecto a la horizontal de la mesa. La botella debe estar abierta y la boca de la botella mirando hacia el lugar en donde queremos depositar la salsa. Apoyaremos el puño en la mesa. Para que vaya saliendo la salsa, iremos dándole golpecitos al puño con la botella justo por el número 57.

De esta manera, la salsa irá cayendo poco a poco y a golpecitos. Otra manera es dándole nosotros con la mano, sosteniendo la botella y con la otra mano golpeando por donde la marca. Así vamos a evitar que caiga todo de golpe y gastemos más salsa de lo esperado. También evitaremos que este exceso de salsa pueda estropearnos nuestra hamburguesa, patatas o donde lo queramos poner. Pero el gran beneficio de este secreto del 57 en las salsas Heinz es que aprovecharemos más el contenido de la botella. Según la propia Heinz, si nos servimos la salsa con el truco del 57, vamos a aprovechar un 11% más de salsa que con otros métodos.

Podemos variar la cantidad según el golpe

Este es el secreto de las botellas de kétchup Heinz que no conoces

Si le damos toquecitos suaves, el Kétchup Heinz va a caer poquito a poco. Si lo que queremos es que salga la salsa rápidamente, le daremos un toque más fuerte y firme en el propio 57, también con la botella a 30 grados. Esto no vale para las botellas de plástico, ya que estas son de apretar.

Las botellas de plástico tienen 57 cerca del tapón. Esto nos dice dónde debemos colocar los dedos para que salga la salsa. Normalmente apretamos las botellas desde su parte media. Así va a salir la salsa cuando el bote esté lleno, pero a medida que vaya vaciándose no podrás aprovecharlo hasta el final. Siguiendo sus indicaciones, vas a tener un poquito más de kétchup que de las otras maneras.

Y algo más que seguro que no sabías. La salsa de kétchup no es de origen estadounidense. Viene de una salsa china a base de vinagre y sin tomate. Fue Heinz el inventor de la salsa moderna a la que añadió este ingrediente.

Comentarios de Facebook