Quantcast

El sándwich, los nachos… platos que llevan el nombre de su autor

La cocina siempre ha sido maravillosa. Incluso, si tienes suerte, le pondrán un nombre a tu plato. Esto es lo que ha pasado con las siguientes comidas. Si que es cierto que no te vamos a mostrar el pollo a la Pantoja, ya que todavía le quedan muchos siglos hasta convertirse en una receta digna, si alguna vez lo hace. Sin embargo, si que vamos a dar un rodeo por la historia de los platos con el nombre de su autor en su título.

Desde un marqués hasta reinas. También hay experimentos fallidos que acabaron saliendo muy ricos. Incluso restaurantes con receta exclusiva que se ha acabado imponiendo en muchas de las ensaladas. Aunque no te lo creas, todos los platos que vas a ver a continuación tienen ese nombre por su autor o algo relacionado con ellos. Déjate sorprender por el maravilloso mundo de la cocina.

Pavlova

PAvlova

La Pavlova es una tarta cuyo origen ha sido un misterio para todos los pasteleros que la hacían. De hecho, parece ser que proviene de las antípodas. Hay una guerra silenciosa entre australianos y neozelandeses por ser los autores originales.

Unos dicen que la crearon inspirándose en el tutú de una bailarina rusa llamada Anna Pavlova cuando estuvo de gira por aquellos países. Otros dicen que se inventó en Perth y que el nombre viene por ser una tarta más liviana que la Pavlova.

La verdad la sacó a la luz un estudio llevado por dos investigadores. Entre cientos de recetas parecidas a esta tarta encontraron el grial en Austria. Allí descubrieron que una tarta muy similar llamada Spanische Windtorte (Torta de viento española).

Comentarios de Facebook