Compartir

Un grupo de bomberos rescató a un niño de cuatro años que se quedó atrapado en el balcón de un cuarto piso con medio cuerpo fuera.

Fue el abuelo del pequeño quien dio aviso a los especialistas después de encontrarlo colgado en su vivienda de China. Al parecer, los padres del menor no se encontraban en el domicilio en el momento de los hechos.

El niño quedó suspendido entre los barrotes del balcón con medio cuerpo en el aire. Un grupo de vecinos desplegó un edredón en la calle por si el menor caía al vacío. Por su parte, los bomberos le sujetaron anudando una cuerda alrededor de su cintura.

Tras forzar los barrotes con una prensa hidráulica, los especialistas lograron rescatar al menor.