Compartir
Pixabay

El huevo o la gallina, la gallina o el huevo, causa y efecto. Una duda que ha pesado sobre el mundo desde que ésta asaltó a los filósofos de la Grecia clásica. Una paradoja sin respuesta que la física cuántica se ha aventurado a responder.

Un equipo de físicos de la Universidad de Queensland (Australia) en cooperación con el Instituto NÉEL (Francia) ha demostrado que ambos, tanto huevo y la gallina, surgieron al mismo tiempo.

En palabras de Jacqui Romero, experto en física cuántica del Centro de Excelencia de ARC para Sistemas Cuánticos Engineered, “la rareza de la mecánica cuántica está en que los eventos pueden suceder sin un orden establecido”, por lo que defiende que causa y efecto no se explica de un modo tan sencillo como un evento que es causa o consecuencia de otro.

Según el estudio, publicado en ‘Physical Review Letters’, para intentar explicar esta teoría, los científicos establecen una analogía: Imagine que alguien realiza un viaje diario en dos tramos, por ejemplo al trabajo. Uno lo cubre en tren y otro en autobús. En cualquier caso, se deberá coger el tren o el autobús para llegar al destino, independientemente del orden, por lo que, para los científicos, “ambos eventos pueden ocurrir primero”.

Esto, en física cuántica, se denomina orden causal indefinido y no es algo que se pueda observar en la vida cotidiana. Para estudiar este efecto en el laboratorio, los investigadores usaron una configuración llamada interruptor cuántico fotónico. Con este dispositivo, el orden de los eventos (transformaciones en la forma de la luz) depende de la polarización. “Al medir la polarización de los fotones a la salida del interruptor cuántico, pudimos mostrar que el orden de las transformaciones en la forma de la luz no estaba establecido” señaló el físico Fabio Costa, de UQ.

“Esta es solo una primera prueba de principio, pero a una escala mayor, el orden causal indefinido puede tener aplicaciones prácticas reales, como hacer las computadoras más eficientes o mejorar la comunicación”, concluyen los investigadores.