lunes, 21 septiembre 2020 18:12

Preguntas que deberías hacerte si estás en ‘busca y captura’ del hombre perfecto

-

Siendo sinceras a todas nos gustaría encontrar a nuestro hombre perfecto o a nuestra pareja ideal. Pero, ¿eres de las románticas que espera que él venga a buscarte? O, más bien ¿de las aguerridas que se lanzan al ataque? ¿Tienes ya a un candidato en ciernes? O, simplemente ¿estás planteándote las características que tendría que tener el hombre de tus sueños?

Vale pongámonos en situación, lleváis un tiempo saliendo juntos, os lleváis bien, los pasáis bien juntos, sientes mariposas en el estómago cuando lo ves y empiezas a pensar que es el hombre perfecto y que lo mejor sería dar un salto y afianzar la relación. Pero, justo en este momento también empiezan a aparecer las dudas, nada podía ser tan sencillo. 

Y es natural, porque estamos al principio de la película,el hombre perfecto no existe y tu empiezas a buscarle a tu candidato todos los defectos posibles.

Lo cierto es que buscar la perfección de la vida en pareja no está mal como ideal, pero es que la perfección y la humanidad no casan muy bien. Es verdad, que durante el periodo que dura el enamoramiento tendemos a ver al otro como perfecto, pero llega un momento en el que tendremos que asumir que algunas cosas no nos gustarán tanto.

Aunque también es verdad que hay quien adopta una posición cínica y niega la existencia del amor. En fin, si es tu caso te has equivocado de artículo.

1
¿Eres de Colin Firth o de Hugh Grant?

Seguramente has visto Bridget Jones y sabes que Colin Firth da vida a Mark Darcy (también interpretó a Mr. Darcy en la adaptación televisiva de Orgullo y Prejuicio). Es el hombre que aporta estabilidad a la vida caótica de Bridget, un abogado, viejo amigo de la familia al que la madre de Bridget considera el hombre perfecto para su hija. Sin embargo, al principio Bridget lo ve como un hombre “maleducado, apático y aburrido”.

En cambio, Hugh Grant es su jefe, Daniel Cleaver. El típico chico malo que trae de cabeza a Bridget y que la persigue hasta que la consigue, pero ¿cómo exigirle fidelidad a un mujeriego empedernido? Y a la vez ¿cómo no caer rendida ante esa sonrisa?

En fin, ¿cuál se acerca más a tu ideal?

Atrás