Compartir

Una conductora estadounidense de un autobús de línea no dudó en detener su vehículo para correr en auxilio de una bebé que andaba sola por una calle de Milwaukee (EE.UU.), semidesnuda y a bajas temperaturas.

Irena Ivic, la conductora, ha sido condecorada por su actuación con la pequeña, que pudo regresar junto a su padre tras ser rescatada.

La Policía, tal y como informó ‘RT’, denunció que el bebé había sido dejado fuera de su casa por su madre, quien podría haber padecido en ese momento una crisis derivada de una enfermedad mental.