Compartir

Una pantera negra, propiedad de un particular, se paseó el miércoles en libertad por los tejados de la localidad francesa de Lille, antes de ser capturada por los bomberos, informó la prefectura.

“Se está llevando a cabo una investigación para localizar al propietario, que huyó antes de la llegada de los bomberos”, señalaron las autoridades, y recordaron a la población que  “por supuesto, está prohibido poseer una pantera”.

Fueron los vecinos quienes dieron aviso a los bomberos cuando vieron al felino pasearse libremente por los tejados de la localidad, informó el diario local ‘La Voix du Nord’.

Muchos comenzaron a subir las imágenes a las redes sociales, en ellas se puede apreciar cómo la pantera se pasea tranquilamente por el borde de un tejado en el tercer y último piso de un edificio de ladrillos y mirando por la ventana de una vivienda.

La policía se vio obliga a perimetrar la zona por razones de seguridad. Los bomberos atraparon al animal en el interior de una vivienda a la que había accedido. Un veterinario del cuerpo logró sedar a la pantera disparándole un dardo tranquilizante.

Afortunadamente, durante la intervención, no se produjeron heridos.”Parece que la persona que se encontraba en el apartamento”, donde fue capturada la pantera y de la que “probablemente salió” al principio, “huyó corriendo por la ventana” antes de que llegara la ayuda, dijeron el jueves por la mañana los bomberos.

“El animal tiene entre cinco y seis meses y actualmente se encuentra bien. Ya pronto dejará la LPA”, declaró un portavoz de la Liga de Protección de los Animales (LPA).