Quantcast

Las vacas locas, el fin del mundo de Nostradamus, el Sars y otras tragedias a las que has sobrevivido

-

Ya queda menos para que este año 2020 acabe de una vez. Muchos de nosotros queremos olvidarnos de un año marcado por la pandemia del SARS-CoV-2 (COVID-19). Por suerte, hemos tenido otras tragedias y hemos vivido para contarlo. No, Nostradamus no acertaba en todas sus predicciones.

Ojo, que el bueno de Michel de Notre-Dame, más conocido como Nostradamus, ha hecho unas cuantas predicciones nefastas que se han cumplido. Pero, si hemos sobrevivido a las vacas locas, al SARS y otras tragedias, lo del nuevo coronavirus acabará siendo un recuerdo lejano en nuestras mentes. 

2
El mal de las vacas locas

vacas locas

Una de las peores crisis alimentarias que vivió Europa fue a finales de los años 90, que surgió por la enfermedad denominada “vacas locas”. Esta enfermedad afectó principalmente al ganado y en especial a las vacas. Fueron más de 200.000 vacas del Reino Unido que presentaron los síntomas de esta enfermedad, como temblores, cambios de comportamiento y pérdida del equilibrio. 

En algunas de ellas fue tan fuerte la enfermedad que llegaron a la muerte. Solo en España fueron casi un millar de vacas las que presentaron los mismos síntomas. Las personas que ingirieron carne o productos derivados de la “vaca loca” sufrieron diferentes síntomas, ya que quedaron expuestos a la enfermedad de Creutzfeldt-Jackob, sufriendo una variante que afecta a los humanos. Esta variante se trata de una patología neurodegenerativa que puede ser mortal. Durante finales de los años 90, se registraron 226 personas afectadas por esta variante, siendo cinco en España. 

Al principio pensaron que podría tratarse de que el alimento que consumieron las primeras vacas estaba compuesto por pienso elaborado con harinas de carne y huesos de oveja contaminada con priones de scrapie clásico. Se trata de una enfermedad que afectaba a las ovejas y cabras en su sistema nervioso y que podría ser contagiado entre todo el rebaño. Posteriormente son muchos los estudios que han confirmado que no se produce por ese agente. 

Y es ahora, después de años de estudio llevado a cabo por ENVT-INRA de Toulouse, el Centre de Recerca en Sanitat Animal (IRTA-CReSA) y el Centro de Investigación en Sanidad Animal (INIA-CISA), que se unieron junto a la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y de la Universidad de Zaragoza (UNIZAR) ha confirmado una teoría. Y es que la enfermedad conocida por “vacas locas” podría proceder del scrapie atípico, que es otra enfermedad que afecta a las ovejas y a las cabras. Su diferencia con respecto al scrapie clásico es que ocurre solamente en los casos más aislados y no se contagia entre el rebaño. 

Comentarios de Facebook