Quantcast

No creerás cómo era el cerebro de un dinosaurio

Pocas cosas pueden estimular nuestra imaginación tanto como lo hacen los dinosaurios. Millones de años después de su extinción siguen ocupando los pensamientos y el trabajo de algunos de los científicos más punteros del mundo. Hace pocas semanas, un grupo de investigadores brasileños consiguieron por primera vez en la historia reconstruir la estructura del cerebro de un dinosaurio. Toda una hazaña de la ciencia y la paleontología.

Aunque sean un objeto de estudio científico, lo cierto es que los dinosaurios pertenecen en nuestra cabeza al mundo de lo mítico. Nos imaginamos cómo sería la Tierra cuando estaba poblada por estos organismos de metros y metros de alto. No podemos evitar acordarnos de las películas de Jurassic Park y de los muchos dibujos animados de dinosaurios que vimos de niños. Ahora, gracias a este nuevo descubrimiento, podemos empezar a saber qué era lo que se les pasaba por la cabeza a estos fastuosos animales.

Estructura cerebral del dinosaurio

dinosaurio

Pesa menos que un guisante, que ya es decir. Así es el cerebro del dinosaurio que acaban de reconstruir un grupo de expertos en la materia. El órgano en cuestión perteneció a un dinosaurio que comía carne y que caminó sobre el planeta Tierra hace unos 233 millones de años. Le han bautizado como “Buriolestes schultzi”, y es un ancestro de los saurópodos de cuello, el más colosal de los dinosaurios que poblaron el mundo. 

Para sorpresa de los investigadores, el esqueleto de este feroz dinosaurio se encontraba perfectamente conservado. Eso incluía el cráneo, lo cual hizo que fuese posible llevar a cabo una reconstrucción de la materia gris del animal. Gracias a una serie de imágenes hechas por ordenador, el equipo fue capaz de revelar la estructura de las regiones que controlan la vista, el olfato, la inteligencia e incluso la reproducción.

Comentarios de Facebook