Quantcast

¿Mujer enamorada? Signos que indican que ella está loca por ti

Sentido del humor

sentido-humor-hombre

Investigadores como el psicólogo Paul Ekman, nombrado por la Asociación Americana de Psicología como uno de los psicólogos más influyentes del siglo XX y una de las cien personas más influyentes del mundo, según la revista ‘Time’, incluyen entre los signos del enamoramiento un buen humor que resulta espontáneo y una una sonrisa pícara, natural, que mucha veces se ve acompañada del sonrojo.

Vamos, esa risilla nerviosa que nos delata. Una mujer se ríe abiertamente cuando disfruta de la compañía, se siente feliz y agradada. Para que siga sintiéndose cómoda, el hombre no debe tener prisa. Los más viejos del lugar saben que la mayoría de las mujeres se sienten atraídas por personas que saben hacerles reír y, a la vez, les hacen sentirse el centro del mundo. No es fácil, lo advertimos. Pero sí que es posible

¡Ay, ay, ay… Los roces fortuitos! 

roces-fortuitos-

Cuando ella te toca sin querer. Cuando surge el momento mágico en que suenan los violines de improvisto. Son esos momentos en que una mujer intenta aproximarse a la persona que le atrae, le llega a rozar el brazo, la camisa o incluso la pierna… Y todo parece un accidente, ¿verdad? No debes desaprovechar estos instantes. Pero ojo, conviene esforzarse en diferenciar los toques accidentales de los intencionados. Corres peligro de meter la pata, quedar en ridículo y en tierra de nadie.

Una relación que parecía prometer una cosa puede ser foco de situaciones incómodas.

La vida es puro teatro

fortuitos-amor

¿Demasiadas coincidencias? Puede ser un indicio claro de que la vida chisporrotea a su alrededor cuando tú estás cerca. Se producen tantas coincidencias que parece que la mujer lee la mente de la otra persona y adivina lo que va a hacer.

Hay muchos encuentros que parecen fortuitos. Y, por supuesto, no lo son. Ella busca las coincidencias, y si es en espacios reducidos, mucho mejor. Si empiezas a notar que ese tipo de situaciones empiezan a repetirse más de la cuenta sin que haya sucedido antes, puedes intentar un acercamiento. Como siempre, mides tus fuerzas.

Esas miradas, tan seguidas, como a hurtadillas…¿Qué significarán?

miradas-seguidas

Esas miradas, tan seguidas, como a hurtadillas…¿Qué significarán? Ella te lanza miradas intermitentes, consecutivas y casi ansiosas. Los investigadores aconsejan un aprendizaje de las miradas, las que se reciben y las que se lanzan. Aseguran que hay que mirar a las mujeres directamente. Ellas pueden analizar y descartarte solo con un vistazo.

Puede que un adolescente sin demasiadas experiencias pueda llegar a confundirse, pero con más edad, más vale que no estemos en ese punto. Tu mirada debe sugerir que estás interesado. Y, además, que estás seguro de ello.

Juega con el cabello

mujer-cabello

Aunque las mujeres suelen estar siempre acomodándose el cabello, hay veces que sólo lo hacen para atraer a los hombres. Es un gesto más premeditado, un movimiento más minucioso de lo normal, manteniendo el contacto visual. Es uno de los signos de que puede estar coqueteando contigo: denota nerviosismo porque ella necesita algo que hacer con las manos.

¿La imagen más inocentemente provocativa? 

imagen-provocativa

Es uno de los mensajes por antonomasia del juego de la seducción y así ha sido entendido, por ejemplo, por el cine y en sus códigos. La mujer pone la pierna más alejada de la otra persona por encima de la otra pierna para mostrar la pantorrilla. En esta posición, los músculos de la pierna se ven más tersos y provocativos. Un botón desabrochado más o un escote más pronunciado , junto con un pelo más cuidado o más pintura de lo habitual, no deben pasar desapercibidos.

Que ninguna mujer en que puedas estar interesado pueda llegar a pensar jamás que eres demasiado ‘mirón’.

Sostiene la mirada

mujer-mirada

Ella dirige la barbilla y la cara hacia su pretendido compañero o compañera. Gira ligeramente la barbilla hacia el sujeto de su seducción. Según los expertos es un gesto que desvela que le interesa lo que dice su compañero.

A las mujeres les gusta hablar de frente. Tú debes sostener la mirada, cara a cara. Y si retiras la vista de ella, puedes probar con una leve sonrisa que, sin embargo, ella pueda interpretar como el signo de un código que habréis creado.

Ella está de pie con las piernas un poco separadas

mujer-pie

Cuando la mujer está de pie, el dinamismo con el que mantiene el equilibrio nos dice la emoción que siente. Si ambas piernas están derechas e inexpresivas, no hay pasión. Si están ligeramente abiertas o jugando con los tobillos, está nerviosa. Es un código parecido al de antes, una señal del lenguaje no verbal al cual debes estar atento.

Tu pretendida compañera busca mostrarse desde una posición cómoda que no resulte demasiado obvia.

Muchas mujeres recuerdan perfectamente detalles de conversaciones anteriores

mujer-conversa-hombre
Couple sitting together on park bench

Muchas mujeres recuerdan perfectamente detalles de conversaciones anteriores: Por distraída que sea, ella no olvida los pequeños detalles que dice un hombre cuando este le interesa. Puede ser que el hombre los haya olvidado, pero ella no.

Fíjese en esos detalles. Cuídalos. Se acordará de lo que dijiste sobre tu escritor favorito, de aquel restaurante que recomendabas tan apasionadamente, del vino que te gusta y de que no te gusta la ensalada de escarola. Has de ser cuidadoso y no confundir la educación o el respeto y el interés por razones que nada tienen que ver con la conquista.

Artículo anteriorQué es el IRPF
Artículo siguiente¿Qué es el feminismo?
Comentarios de Facebook