Compartir
Serpiente de agua/ABC Australia

Un turista británico ha fallecido en Australia, tras ser mordido por una serpiente marina, cuando trabajaba en un barco pesquero. Según ha informado la cadena local ‘ABC’, la víctima, un joven de 23 años, se encontraba tirando de las redes a unos 130 kilómetros al sur de Groote Eylandt, la cuarta isla en tamaño de Australia, cuando sufrió el ataque.

El accidente se registraba hacia las 12 del mediodía, y aunque la policía y los servicios de emergencia acudieron al recibir la llamada de alerta del barco, el joven fue declarado muerto cuando llegó a tierra en el municipio de Borroloola.

La policía ha abierto una investigación de lo sucedido y se ha informado al Alto Comisionado Británico.