Compartir
Mail One

Un hombre de 53 años, identificado como Mick Ferris, falleció en la mañana del martes en Londres (Reino Unido) después de que le cayera encima una ventana desprendida de un rascacielos a más de 75 metros, informa ‘The Sun’.

Ferris, conductor de autobús recibió el impacto de una ventana que cayó desde el piso 27 de un edificio de apartamentos y murió al instante.

Por el momento, se están investigando las causas del siniestro.