Compartir
Serondela Lodge

Los cadáveres de 400 búfalos han aparecido flotando en la superficie del río Chobe, que separa Namibia y Botsuana, en el continente africano.

Las primeras hipótesis apuntan a que los animales estaban huyendo de algún depredador y se lanzaron a las aguas tratando de huir de una muerte segura.

“No pudieron escalar de vuelta (a la orilla) y acabaron ahogándose. Es un lamentable incidente, hemos perdido mucha vida salvaje, que es nuestra herencia,”, señaló Romeo Muyunda, portavoz del Ministerio de Medioambiente namibio, al diario ‘The Namibian‘.

Los cadáveres están siendo retirados y repartidos entre las poblaciones cercanas para ser aprovechados como alimento.