Compartir

Los pasajeros de un vuelo de bajo coste de la compañía Frontier Airlines asistieron a las instrucciones de emergencia más disparatadas que podrían haber imaginado. Ocurrió en un viaje a Colorado Springs, en EEUU.

“Si decide subirse en el avión, no podrá volver a bajarse y los paracaídas no están incluidos en el ticket” … Esas eran las primeras órdenes que recibían a través de los altavoces para hacer frente a una emergencia.

La voz del asistente continuó diciendo que en caso de que el avión se convirtiera en “un crucero” y aterrice sobre el mar, “los chalecos salvavidas son la última tendencia en bikinis”, al tiempo que recomendaba con alta ironía o humor negro (depende de quién lo oiga), que “en el caso de que no lleguen a inflarse, agárrense a su vecino y recen por sus vidas”.

El asistente, Daniel Sandberg, es conocido por ofrecer estas divertidas indicaciones en sus vuelos, e incluso se refirió a las azafatas como su mujer y su amante. Durante su alocado discurso también habló de las mascarillas de oxígeno: “ignórenlas y agarren al asistente de vuelo más cercano para que les dé algo de oxígeno”… y continuaba “sólo los que pagaron los 49,99 dólares extra tendrán algo de oxígeno”.

El divertido episodio tuvo lugar hace dos semanas y ahora, a través de ‘Twitter’ se ha difundido el vídeo traducido por el argentino ‘Clarín’.