Compartir

La Real Academia Española (RAE) se ha propuesto enriquecer el vocabulario de cuarentena de los hispanohablantes con términos con los que los españoles no están familiarizados, como ‘dingolondango’ o ‘apapachar’, y ha desvelado las búsquedas más comunes en su diccionario digital en marzo, en su mayoría relacionadas con el coronavirus.

‘Pandemia’, ‘cuarentena’, ‘confinar’, ‘resiliencia’, ‘epidemia’, ‘virus’, ‘triaje’ o ‘cuidar’ son algunas de las palabras más buscadas en el Diccionario de la lengua española (DLE) durante el último mes, en el que ha recibido más de 84 millones de visitas -casi tres millones al día-, muchas de ellas relacionadas con la crisis del Covid-19.

“La gente quiere saber los significados que acompañan a esta nueva realidad. Pero también registran que existe un anhelo de palabras de aliento o que ofrezcan seguridad”, explicó la RAE. Es por ello que entre ‘confinado’, ‘morgue’ o ‘moratoria’ aparecen palabras como ‘inocuo’, ‘solidaridad’, ‘altruismo’ o ‘resiliencia’.

“Todas ellas, tanto las que tienen una connotación negativa como positiva en estos tiempos, copan los primeros puestos en las consultas del último mes”, indicó la docta casa. Otras muchas están relacionadas con el día a día que lleva aparejada la cuarentena, que muchos alivian haciendo una ‘videollamada’ u optan por ‘sanitizar’ la casa, palabras que no están en el diccionario.

Asimismo, aparecen bastantes búsquedas como ‘mascarilla’ o ‘pangolín’, que han recibido un número superior de visitas estos días.

Para enriquecer el vocabulario de los hispanohablantes durante la cuarentena, la RAE ha impulsado la campaña ‘#QueLasLetrasTeAcompañen’, con la que repasa todas las letras del abecedario con una grafía especial proponiendo palabras desconocidas y que encajan con estos días de confinamiento.

Y es que estos días son muchos quienes quieren poder ‘apapachar’ cuanto antes a sus amigos y familia (‘apapachar’ significa dar abrazos en determinadas zonas) o están necesitados de ‘dingolondangos’ (expresiones cariñosas, mimos, halagos o arrumacos).

De esta manera, día a día, letra a letra y palabra a palabra, la RAE trata de amenizar la cuarentena para que los hispanohablantes puedan compartir en Twitter, Instagram o Facebook “ese aliento que proporciona la riqueza de nuestra lengua”.

(SERVIMEDIA)