Compartir

Un chamán originario de Siberia fue detenido el jueves por las autoridades rusas después de haberse desplazado hasta Moscú para “exorcizar” a Vladimir Putin, a quien describió como un “demonio”, indicaron las autoridades.

Alexandre Gabychev fue arrestado en una autopista cerca del lago Baikal y enviado de vuelta a su tierra natal, donde se le buscaba por haber cometido un crimen, del que no han trascendido los detalles, según informó la policía de la república rusa de Buriatia, en la parte oriental de Siberia.

Gabychev inició su periplo en marzo y tenía previsto llegar a la capital moscovita en 2021 con la intención de realizar una “ceremonia de exorcismo de Putin”. Junto a él viajaban otras personas, acólitos de Gabychev.