Compartir
@Ned_Donovan

El aeropuerto de Fiuimicino, en la capital italiana, sufrió el cierre temporal de sus instalaciones el pasado domingo después de que los agentes dieran la alarma por la presencia de una maleta sospechosa.

Tras acordonar la zona donde se encontraba el paquete, los artificieros realizaron una detonación controlada del equipaje para descubrir que el contenido del mismo eran cocos y ropa.

“Sorprendente, la policía italiana ha explotado una maleta llena de cocos y ha reabierto el aeropuerto de Roma. Aquí están los cocos”, tuiteó Ned Donovan, un periodista ‘freelance’ que captó la curiosa escena.

Según el testigo, las autoridades controlaron la situación en todo momento y velaron por la seguridad de los pasajeros.

“Hicieron explotar algo que pensaban tenía una bomba en medio del aeropuerto donde había gente a 10 metros, y cuando destruyeron el objeto la policía se retiró y dejó que sea limpiado”, relató el periodista.