Compartir

La cárcel de Alhaurín de la Torre (Málaga) vivió el lunes un episodio nunca antes visto, después de que un dron sobrevolara las instalaciones. Horas después los funcionarios de prisiones localizaron dos paquetes con 298 gramos de hachís, un iPhone con cargador y auriculares, así como un cúter.

Según informa el ‘Diario Sur’, la Guardia Civil analiza ahora si los dos hechos están relacionados. También investiga si un segundo dron se pudo acercar a la cárcel.

Tras el hallazgo, según añade ‘El País’, la dirección de la prisión malagueña está visionando las imágenes que grabaron las cámaras de videovigilancia, además de tomar declaración tanto a los funcionarios de prisiones como de los guardias civiles que vigilaban el recinto.