Compartir

Dos hombres acudieron el miércoles pasado a la sidrería ‘El Bosque’ de Oviedo. Al no haber sitio en la terraza, pasaron al interior del local y pidieron un cachopo, un plato de zamburiñas y dos botellas de sidra.

Según informa ‘Onda Cero’, ambos empezaron a comer, pero no terminaron. Cogieron los platos con lo que les quedaba de comida y se fueron, vajilla incluida. Según cuenta la misma fuente, el dueño del local estima que ha perdido unos 60 euros más los dos platos.