Quantcast

Graffitis tan realistas que parecen salirse de las paredes

Algunas sociedades pertenecientes a los cinco continentes han catalogado como “vandalismo” el arte creado por los Graffitis. Sin embargo, en el mundo existen personas creativas que hacen obras tan realistas que parece que van a salirse de las paredes.

Estas representaciones callejeras del arte son conocidas como un modo de pintura o arte visual que, en algunos casos, son actos ilegales. Asimismo, se llevan a cabo en zonas específicas, tales como: paredes, muros, portones, aceras y calles. Este término proviene de Italia y, a su vez, es aquel que le dio una identificación a las inscripciones satíricas hechas en los espacios públicos durante el Imperio Romano.

Sin embargo, su auge y popularidad se hicieron sentir con el paso de los años en la cultura callejera de los Estados Unidos. Del mismo modo, éste se ha visto ligado a los movimientos contraculturales del hip-hop y, a su vez, a las distintas tribus urbanas que manejaban este tipo de forma de expresión. Aunque los graffitis han sido utilizados en la actualidad, mayormente, como manera de protestas hacia la política empleada por las diversas naciones del mundo.

En algunas culturas, las personas han afirmado que lo que callan los medios, lo gritan las paredes. Es decir, funciona como una nueva forma de expresión hacia aquellos regímenes que censuran a la prensa y, a su vez, aplican medidas erradas que, en vez de generar un bien, causan males. Los graffitis, desde hace años, han sido una nueva vía de protesta que, increíblemente, también se han convertido en exhibición de innovadores métodos de arte.

Ya conociendo un poco sobre la historia y los nuevos métodos de arte que trae consigo este estilo, te presentaremos una breve lista con los graffitis tan realistas que parecen salirse de las paredes.

Graffitis de Tiburoncin uh ah ah

Graffitis

Definitivamente existen graffitis que parecen ser parte de la realidad, tal es el caso de este tiburón que, debajo de un puente, asusta a las personas.

Esta obra de arte muestra a este terrible depredador encerrado en lo que pareciese una pecera gigante. Pero ten mucho cuidado, porque le gusta comer gente.

Comentarios de Facebook