Compartir

Los usuarios de una gasolinera no podían salir de su asombro cuando vieron a una mujer tratando de echar gasolina en un Tesla Model S, el coche eléctrico más modelo del mercado.

La conductora dio varias vueltas al vehículo, buscando el lugar donde conectar la manguera. En su infructuosa búsqueda incluso abrió el maletero, aunque aún sorprendió más que intentara introducirla en la toma de corriente.

Finalmente, un chico se acercó para explicarle lo que estaba pasando.