Compartir

Con tan sólo unas chanclas y un casco rojo, de esta guisa fue grabado un motorista circulando por las calles de Lisboa, Portugal.

Las imágenes fueron captadas en la Avenida de la Libertad, una de las principales vías de la ciudad lusa ante la sorpresa de los viandantes, y se viralizaron a las pocas horas de compartirse en Internet.