Compartir

Neel Raithatha, un otorrinolaringólogo del Reino Unido ha extraído del oído de un paciente un trozo de cerumen de casi tres centímetros de largo, un tamaño descomunal ya que el canal auditivo tiene el mismo tamaño.

“Afortunadamente, el tímpano estaba intacto y sano”, aseguró el especialista que trabaja en la clínica The Hear Clinic & Clearwax, en Leicestershire, informa ‘Metro‘.

Caters

El trozo de cera que Raithatha encontró medía 2,5 centímetros de largo y para sacarlo del oído del paciente, el especialista utilizó succión endoscópica y consiguió extraer la cera de una sola pieza

“Mi reacción al retirarme fue ‘wow’, y la reacción del cliente cuando vio que el trozo fue decir ‘oh! Dios mío’ “, explicó