Quantcast

Que no te la metan: cómo evitar fake news

La propaganda no es algo que hoy esté de moda, lleva estando presente entre nosotros desde hace cientos de años. De hecho, la Iglesia católica fue la primera que creó un departamento de propaganda: Congregación para la evangelización de los pueblos o también llamada Propaganda Fide. Con ello se buscaba evangelizar los pueblos más allá del Atlántico, ya que en Europa no había más por descubrir y comenzaban las escisiones de la iglesia. Y así comenzaron las fake news.

La propaganda fue esencial durante las dos guerras mundiales, tanto en la Primera como en la Segunda. Pero tuvo su culminación con Goebbles. Este ministro nazi era el encargado del aparato publicitario de la Alemania de la época. De hecho, consiguió infundir ideas dentro del pueblo alemán que luego no acabaron del todo bien. Con la propaganda lo que se consigue es hacernos creer fake news y es utilizada por todos los partidos políticos y gobiernos. No te dejes embaucar por ella y detéctala con estos sencillos consejos.

Fake News de un solo enemigo

La propaganda tiende a centrarse en un solo enemigo. Seguro que has escuchado a Trump cuando habla de China como el enemigo mundial. Estados Unidos siempre ha sido experto en manejar las Fake News.

Los que tienen más años se acordarán de los carteles en los que se veía a Sadam Hussein caracterizado como el diablo en plena Guerra del Golfo. Quizás todos esos americanos no sabían por qué se luchaba, pero si sabían quién era el malo.

Las noticias falsas y las contaminaciones informativas llegan desde las más altas instancias colocando a alguien en el punto de mira. Solo hay que ver cuando los políticos hablan, solo se refieren a un enemigo, no se centran en más.

Comentarios de Facebook