Compartir

Una familia británica se quedó helada al encontrar con vida en un paquete de brócoli, que había permanecido congelado en su nevera durante dos semanas, un curioso ejemplar de insecto originario de Asia.

Scott Wisdom y Maria Barlow, de Plymouth, Reino Unido, se disponían a tirar a la basura una bolsa brócoli que habían congelado cuando se percataron de que algo se movía en su interior.

Wisdom publicó las fotos del insecto en su perfil Facebook, donde sus amigos lo identificaron como un picudo rojo, un parásito procedente de Asia, que en 1994 se introdujo de manera accidental en Europa.

La pareja cree que el insecto estaba en la bolsa de brócoli que adquirieron el pasado 10 de mayo.

La Agencia de Sanidad Animal y Vegetal informó que los gorgojos no representan una amenaza para humanos o animales, pero sí suponen un peligroso para algunas especies de plantas autóctonas.