Compartir

Un vecino del estado norteamericano de Michigan encontró un valiosiísmo tesoro escondido en uno de los cojines del sillón que compró en unos grandes almacenes.

Howard Kirby encontró 43.170 dólares en efectivo (39.000 euros) en el interior de un cojín del sofá que adquirió en Habitat for Humanity Restore, un almacén de artículos de segunda mano ubicado en la localidad de Owosso.

Kirby utilizó el sofá algunas semanas antes de darse cuenta de que uno de los almohadones no era tan cómodo como el resto. Intrigado decidió inspeccionarlo para encontrar dentro el efectivo repartido en varios fajos.

Tras consultar con un abogado, quien le informó que tenía derecho a quedarse con el montante si no aparecía el legítimo dueño, el afortunado se puso de nuevo en contacto con la tienda para tratar de identificar al propietario original.

Finalmente, el dinero fue entregado a Kim Fauth-Newberry, nieta del dueño del sillón, fallecido hacía algunos meses.

Fauth-Newberry aseguró desconocer que su abuelo estuviera en posesión de tal cantidad de dinero y añadió que había considerado seriamente la posibilidad de quemar el mueble si la tienda no hubiera accedido a comprarlo.