Compartir

Una mujer ha sido sentenciada a 20 meses de prisión por el Tribunal de Kuwait City por un delito de omisión de socorro. La condenada grabó la caída de su empleada, que se quedó colgando de un séptimo piso, y no prestó atención a sus gritos de auxilio.

La mujer grabó las angustiosas imágenes en abril de 2017 y en ellas se puede ver cómo la víctima, de origen africano, queda suspendida en el vacío agarrada al alféizar de la ventana con una sola mano.  “No seas loca, vuelve”, le llegó a insinuar la detenida.

La víctima no aguantó mucho y acabó precipitándose para acabar impactando contra un tejado. La condenada hizo públicas las imágenes asegurando que la empleada intentó suicidarse.

“No estaba tratando de suicidarme, estaba intentando escapar de la mujer que quería matarme. La señora me metió al baño y estaba a punto de matarme, sin que nadie lo viera, hubiera tirado mi cuerpo a la basura, así que en lugar de quedarme allí, intenté salvarme y fue cuando me caí”, relató la víctima durante su comparecencia en el hospital.

Según el diario ‘El País’, los médicos que atendieron a la joven, le diagnosticaron la fractura uno de sus brazos y otras lesiones de menor consideración.