Compartir
Facebook

Los retos virales que se extienden por internet no suelen ser retos con los que se ponga en peligro la vida del que lo hace, pero hay algunos que pueden causar daños físicos, en algunos casos irreversibles e incluso, si la cosa va a más, la muerte. Es el caso del llamado “Rondabout of death” o, dicho en castellano, ‘Rueda de la muerte’.

El reto consiste en subirse a un columpio infantil y dar vueltas ayudado por la tracción de las ruedas de una moto, que aumentar la velocidad de las mismas.

Esta peligrosa maniobra puede hacer que la fuerza centrífuga expulse al osado protagonista a gran velocidad fuera del columpio con funestas consecuencias.

En el caso de Tyler Broome, por suerte, no llegó a tanto, sin embargo, y según los médicos, estuvo a punto de sufrir un derrame cerebral y con él la muerte. Por suerte para Broome se le hincharon los ojos y la cabeza, como efecto de la sangre subiendo a gran velocidad a la cabeza.

El pequeño estaba en un parque cuando unos chicos mayores que él, le instaron a hacer el reto, él aceptó y sufrió las consecuencias que la fuerza centrífuga causa en el cuerpo. Los médicos que le atendieron comentaron que sufría las mismas heridas que un piloto de caza cuando experimenta las fuerzas ‘G’ sin mascara de oxígeno.

“Los médicos dijeron que si no estuviera en forma y sano, podría haber sufrido un derrame cerebral y morir”, escribía su madre en un mensaje a través de Facebook para concienciar a otros padres y a jóvenes para que no hagan este reto. “Tyler es consciente de que ha hecho algo incorrecto y sus heridas son causadas por su propia estupidez. Pero cuando quedó inconsciente no tenía capacidad para consentir, sin embargo, ellos continuaron y lo abandonaron”, escribió también su madre en el mensaje.

La policía ha abierto una investigación para encontrar a estos chicos mayores que Tyler que le hicieron aceptar el reto y que le dejaron solo una vez lo vieron inconsciente. Por suerte para Tyler y para su familia, se encuentra estable y recuperándose.