martes, 22 septiembre 2020 22:10

El Ejército de EE.UU advierte a sus soldados: o bajan de peso o se van a la calle

El Departamento de Defensa de los Estados Unidos ha lanzado una seria advertencia a su tropas. Bajo el lema de “Despliegate o a la calle”, Washington pretende acabar con la baja forma de muchos de sus soldados, ya que a su parecer, el peso de los militares es una lacra que merma su capacidad de acción.

Según información difundida por el Pentágono, el 17 % de los soldados, que forman parte de la armada estadounidense, sufre sobrepeso. La nueva normativa, que entró en vigor el pasado 1 de octubre, contempla un plazo de de doce meses para que los militares alcancen una condición física óptima y no solo afecta al peso de los soldados, incide a tres niveles: legal, administrativo y médico.

Actualmente,  un censo interno considera que 24.000 soldados no son aptos para el servicio en cualquiera de estos tres aspectos y si en el plazo indicado no lograsen alcanzar el mínimo físico, se verían obligados a abandonar el ejército.