Compartir

Un letrero colocado en la entrada de una iglesia de Ohio (Estados Unidos) se ha viralizado como consecuencia del divertido mensaje que sus responsables escribieron, dirigido al ladrón que robó un aparato de aire acondicionado de sus instalaciones.

El párroco escribió: “A quién haya robado nuestro aire condicionado: Guárdalo. Hace calor a donde vas”.

El pastor Gus Brown, de la Akron Alliance Fellowship Church, dijo que el valor del aparato asciende a 3.500 dólares y fue sustraído pocos días después de su instalación.

“Era una unidad nueva que acabábamos de poner. Aún no habíamos hecho el primer pago”, comentó el padre Brown a ‘WJW-TV’, aunque matizó que su mensaje no debe tomarse al pie de la letra, ya que entiende que la iglesia es un “espacio para la reconciliación”, por lo que anima al ladrón a enmendar su crimen

“Permanecer en este camino solo te llevará a un lugar. Y no queremos que vayas allí. Nuestro deseo es incluso verte en nuestra iglesia algún día”, dijo el sacerdote.